Categorías
Publicaciones

Concejo Nº5, primavera 2018

La falta de respuesta a las banderas de España en los balcones del mar interior de Castilla, no pueden ser más que argumentos para la preocupación. Sobre todo cuando esa identidad enarbolada remite a la chulería, a la razón de Estado, a la conquista. Hay una responsabilidad que asumir en, lo que Marina Garcés llama, el retorno de lo negado: que tanto el discurso neoliberal como el contestatario hayan reprimido el vínculo con el territorio, por ir en contra de la linealidad histórica en su proceso globalizador, hace que este regrese muchas veces en su signación más reaccionaria. Y, en cualquier caso, el punto ciego de estos discursos del progreso, esta volviendo siempre encubierto bajo la forma Estado-nación.