Una introducción a la lectura de EL CAPITAL

Burgos, 4 de septiembre del 2021

A pesar de lo que pudiera parecer, acercarse a El Capital no es interesarse implemente por un tratado de economía, sino más bien por un texto de combate. Las categorías que se describen a largo de sus cientos de páginas (valor, mercancía, dinero…) son relaciones de fuerza, relaciones de poder, construyendo en su redacción un campo de batalla. Introducirse en su contenido posibilita tomar conciencia de los mecanismos de esta guerra cruenta contra la vida, para así poder tomar partido en defensa de la comunidad, la libertad y la historia. El propio Marx escribirá en una carta a propósito de la publicación del primer tomo, en 1867, que esta obra es sin duda el misil más terrible jamás lanzado a la cabeza de la burguesía.

Tras un año de intensa lectura colectiva, sorteando en compañía los obstáculos teóricos que acechan en las profundidades de la dominación capitalista, el grupo dedicado a El Capital, que se formó hace un año en Burgos, os invita a compartir esta sesión de iniciación de la mano de su tutor Carlos Alberto Castillo Mendoza.
Lugar: Espacio Tangente, C/Valentín Jalón No10, bajo
Día: 4 de septiembre
Hora: 19:00 horas

Carlos Alberto Castillo Mendoza

Empezando por los maestros. Carlos Castillo está fundamentalmente influido por el trabajo sistemático y crítico realizado en torno a El capital, primero con Guillermo Rochabrún en Lima (1976-1978) y después con José María Ripalda en Madrid (1978-1982): aprendió con ambos no sólo la teoría y la metódica marxiana de la crítica política a la economía política, sino también a realizar un abordaje metódico de su obra; y hay un autor central al que ambos remiten: Isaak Illich Rubin y su lectura del valor y el fetichismo. La perspectiva de lectura construida a partir de los aportes de Rochabrún y Ripalda se vio enriquecida por los sucesivos seminarios que, sobre Weber y Schmitt, entre otros, llevó a cabo con José María Ordoñez, especialmente entre 1980 y 1985: este trabajo le permitió pensar la fundamental articulación entre la problemática de «lo político» y la de la «subsunción». Es preciso subrayar la importancia que tuvo el magisterio de Luis Martin Santos (1980-1984) en relación con la epistemología de Marx; en sus obras y en sus seminarios consiguió clarificar, entre otras, la importante cuestión de la mediación.

Pero en su formación marxiana, también han sido importantes algunos colegas. A
través del colega alemán Christoph Köhler, en 1990 conoce la obra de Gerhart Brandt: este sociólogo investiga la realidad social del trabajo en Alemania desde una perspectiva de lectura de la obra de Marx que denomina «modelo subsunción» y que contrapone a la lectura ortodoxa que denomina «modelo producción»; para Brandt, la socialización capitalista es concebida como subsunción de todas las condiciones de vida bajo las exigencias de una organización social que se configura según relaciones de valor y considera que la subsunción del trabajo y de las fuerzas productivas en el capital constituye el núcleo de la crítica de la economía política. Por medio de Jorge García López en 2001 descubre la obra de Moishe Postone y su propuesta de “lectura
categorial” centrada en la crítica al capitalismo realizada desde una crítica al trabajo
mismo en tanto constituido, estructurado y desarrollado en, y por, la socialización
capitalista, como su mediación abstracta y auténtico fundamento de la dominación y
explotación existentes. Por último, aunque en realidad es el primero, desde 1978 (con el proyectado “grupo Marx”) y hasta la actualidad, con Francisco Fernández (sobre todo amigo antes que colega) no sólo se adentra en el joven Marx de 1839-1843 sino que recorre, en diálogo polémico constante, muchas de las problemáticas relaciones de Marx, especialmente con Kant y Hegel.

Las ideas suscitadas por maestros y colegas, van articulándose en el referido
«modelo subsunción» y los problemas a los que remite guiaron tanto su relectura de
Marx como su actividad docente en relación con El capital. A través de diferentes
seminarios y cursos que ha venido dictando desde 1980 y hasta la actualidad, no sólo ha podido profundizar en la referida obra sino también en los restantes escritos de la crítica a la economía política. De todos los seminarios hay que significar especialmente dos: los realizados en el Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES) entre 1995 y 2003 y en la Escuela de Relaciones Laborales de la UCM entre 2008 y 2012; en estos no sólo pudo desarrollar una manera de leer a Marx que le permitió ir más allá de la impronta de sus maestros, sino que pudo ampliar sus conocimientos gracias a las contribuciones de los “seminaristas”: con ellos, especialmente con los segundos, descubrió, entre otras, las importantes ideas de Kurz y Jappe a propósito de la teoría crítica del valor.