Categorías
Excursos

UN APUNTE SOBRE CÓMO PODER ENTENDER LAS COMUNIDADES CASTELLANAS

Que le dé palabras a la ferocidad de la historia
D. Korinfeld

Castilla no deja de ser un decrépito decorado de cartón piedra sobre el que poner en circulación los discursos del poder. En la medida que sea funcional a este fin, estará habitada por algo más que enormes matojos rodantes de spaghetti western. Los mismos Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado la entintaron con sus proclamas, a lomos de unos intereses de clase, en el empeño de asaltar una Historia que aún no les estaba esperando.

Karl Marx concretaría el espíritu de aquel movimiento con la fórmula que señalaba a las ideas de la clase dominante como las ideas dominantes; aunque avazando a empellones, los trazos de esta nueva burguesía se perfilaban emborronados con los viejos esquemas de dominación feudal y sus contrapuntos. Así, un mismo significante, comuneros, denota cómo en su interior se produce un corrimiento de significados: de las gentes del común, para quienes la comunidad era un sujeto colectivo que se iba construyendo con ciertas prácticas muy concretas, a los porteros de la modernidad, con los cuales formar comunidad, desde el lenguaje generalista de época, es la evidencia de una separación. Su brillantez será el reflejo del mundo emergente en el cual la mercancía se adueñará de toda la vida social.

Es precisamente este enclave dialéctico el que hace posible atisbar anclajes con que reconsiderar Castilla desde una perspectiva emancipadora. Allí donde el Estado no llega con sus lógicas, incluso muestra sus límites ‒es lo que ocurre en las crisis de reproducción de la economía‒, surgen otras maneras de vivir el territorio: como lugares de antagonismo y rebeldía. Eso ha sido, en esencia, siempre el comunal, una estrategia de resistencia frente a diferentes formas de opresión; y es justamente en ese punto donde radica su innegable actualidad.

En la misma proporción que el Estado moderno se iba desplegando, eran las comunidades las que se disolvían dando paso al ciudadano, al súbdito, que como tal, otra categoría del capitalismo, no solo está indefenso, sino que su hacer es inmanente al sistema. Con estos antecedentes, escrutados sagazmente por Karl Polanyi en La gran transformación, e interpretados a la luz de la sociología por Fedinand Tönnies, por ejemplo, entendemos la Comunidad Castellana como un encuentro no mediado, ni por la Institución ni por el mercado, que enraíza en un entramado de saberes, costumbres, identidades, imaginarios,… tejidos por el tiempo y cuya articulación dota de un sentido de autonomía, independencia, confrontación. El paisaje comunal es producido socialmente mediante lazos ‒la topografía que proyecta nada tiene que ver con el aciago llano, soportado por atónitos palurdos sin danzas ni canciones, percibido por la Generación del 98‒, y esa red conforma la estructura de una fortaleza.

Es en este resurgir de riscos, dehesas, montes y humedales, que lindan en los entendimientos de un pueblo, cuando el programa del jacobinismo, expendedor de naciones, queda en suspenso: los mapas se confunden con su propia ilusión, pues como hemos aprendido desde la geografía social, todo territorio es un hecho fracturado, fluido y superpuesto, más ligado a prácticas socioespaciales que a unas coordenadas que lo registran y delimitan para subordinarlo a un absolutismo jurídico; la lengua, instrumentalizada por el Estado para capilarizarse por el cuerpo al que parasita ‒que siempre la lengua fue compañera del imperio, anunció Antonio de Nebrija en su Gramática‒, se reconcilia con la palabra como campo donde aflora el ser común; la identidad, clausurada por los nacionalismos en torno a ejes paranoicos, transcurre en un proceso de constante devenir atravesada por una realidad a la que critica y altera, pero de la que no puede huir si su objetivo es subvertirla…

Son esos otros comuneros, cuyos relatos tenemos que indagar en los silencios de la Historia, los que forman parte de una constelación de potencialidades que el progreso no ha conseguido borrar. Tras ellos se reivindica un presente que, poniendo en comunión los recuerdos, funda una memoria que ve hacia delante. Bajo la excepcional mirada de Walter Benjamin, es un código de iluminaciones que se estampa en la oscuridad de una lógica ciega, dejarle operar es interferir en las semánticas arrolladoras del avance continuo. Planteamos la secesión de Castilla en términos absolutamente disruptivos, desde la exigencia de enfrentar Comunidad y Capital. Pero Comunidad no como una categoría más, sino un concepto relacional que incluye la esfera material y la simbólica; no como como un lugar de encierro, sino de construcción colectiva.

Cuenta la leyenda que fue en Burgos, en el s. X, cuando sus vecinos salieron a quemar en la glera del Arlanzón el Fuero Juzgo, la Constitución de hoy. Cuanto haya de verdad en ello queda en otro plano, porque recordar es también anhelar, su transmisión sigue siendo un fogonazo. La fuerza irreductible de esta imagen mantiene un resto, un excedente, que hace posible entender, con Mijail Bakunin, el conflicto como una ruptura, y no la gestión burocrática de la existencia. La inauguración, de este modo, de una exterioridad al consenso establecido, al modelo hegemónico, configura la lucha dentro de un proceso instituyente, es decir, de pugna por formas de socialización diferentes. Rehabilitar para esta causa el Concejo, la asamblea, y no supeditarla a la administración de lo dispuesto, representa un primer requisito imprescindible en el combate contra el imperio automatizado de la economía (el valor), la mano invisible del emperador; en el surgimiento de Comunidades de Lucha, nuestras Comunidades Castellanas.

Son las líneas narrativas que discurren por el subsuelo de la Historia las que, anudándose en una rosa de los vientos desimantada, van armando una tela de araña. La oportunidad acecha en que sean las turbulencias de los pretéritos no resueltos las que arrastren hasta ella un instante de peligro. Lejos de mitificaciones o adornos, comunero ha de ser el nombre de un viento.

relincho@riseup.net

Categorías
Publicaciones

Concejo Nº3, primavera 2016

Plantear determinadas cuestiones como, en este caso, las posibilidades de la Institución, repuja sobre la mesa en que se disputan los relieves del territorio: los términos con que considerar eso que se ha dado en llamar nuevas gobernabilidades no son idénticos en los distintos lugares donde entran a operar. Sus diferentes recorridos, contextos, perspectivas,… implican que no resuenen de igual manera en el contorno político de Castilla que en el de otras geografías sociales. […]

[…] Ante todo se trata de no quedar cautivos de la dominación por lo evidente, de las ideas que se construyen a partir de los destellos del pensamiento hegemónico: ese universo cultural claveteado en un enorme cúmulo de mercancías. El verso maldito de Baudelaire se descuelga como un desconchado en el horizonte,

y por mirar al cielo caigo en pozos muy profundos.

  • Disponible
  • Gratuita
Categorías
Excursos

I TALLER DE CRÍTICA A LA ECONOMÍA

Del 23 de enero al 27 de febrero de 2016, Gamonal (Burgos)

En un mundo realmente invertido,
lo verdadero es un momento de lo falso

Guy Debord

Resulta hoy central una cuestión en lo referente a la teoría: esta no puede seguir siendo una producción del poder, dispensada al servicio de la dominación. Para ello, para dar con respuestas involucradas con la emancipación, acaba por ser determinante desde dónde parten las preguntas. Así es como, más que una llamada de atención sobre la importancia del método, este postulado apunta a entender el pensamiento como un reflejo del lugar que lo discurre: unos se delatan como espejos de lo existente; otros como su fractura, sus grietas. Las coordenadas de este I Taller de crítica a la economía quieren marcar un territorio donde sea posible situar los interrogantes del lado de la resistencia, desviar saberes para ponerlos en circulación y hacerlos hábiles a la contestación, convertir la teoría en un punto de anclaje de prácticas rupturistas.

Nota editorial: Estos talleres no cuentan con la subvención ni el patrocinio de institución o ente privado alguno, únicamente con el esfuerzo de gentes empeñadas en la construcción de autonomía: se entiende que solo desde esta dinámica es posible generar teorías y prácticas emancipadoras.

PROGRAMA

SESIÓN 1. Teoría del valor-trabajo en Marx
SESIÓN 2. Las crisis del capitalismo: aportaciones de Marx y actualizaciones
SESIÓN 3. Crítica del Trabajo, Crítica del Valor, Crítica del Capitalismo
SESIÓN 4. El género en el capitalismo: la crítica de la escisión del valor de Roswitha Scholz
SESIÓN 5. Una mirada antropológica a la economía: la ruptura del lazo social
SESIÓN 6. Una propuesta práctica a debate: la Autonomía Comunal en Euskal Herria

SESIÓN 1. Teoría del valor-trabajo en Marx

Fecha: Sábado 23 de enero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponentes: Miguel León, Marcos Reguera y Jacobo Ferrer
Miguel León y Marcos Reguera son politólogos, y Jacobo Ferrer es sociólogo y economista. Los tres estudiaron en la UCM, y durante cuatro años participaron activamente en un seminario de lectura de El Capital coordinado por el profesor Carlos Castillo Mendoza. Colaboran, con diverso grado de implicación, con el Tribunal Permanente de los Pueblos Contra la Guerra Imperialista y la OTAN (TPPCGIO), y han publicado artículos de opinión en Rebelión.

Presentación: Presentar qué supone la ley del valor el Marx es, si uno se toma en serio la tarea, hacer un resumen de lo que implica la crítica de la economía política, es decir, un resumen de El Capital en su conjunto. En un intento de hacer manejable un tema tan amplio, vamos a articular la sesión en tres exposiciones. La primera, que hemos titulado “ley del valor y ciclo del capital” va a presentar en detalle la forma-mercancía y cómo la ley del valor es crucial para explicar la producción y reproducción del capital a lo largo de todas sus fases. La segunda, “ley del valor e historicidad del capital” va a poner el énfasis en la historicidad de la ley del valor, haciendo referencia por un lado a la acumulación originaria y, por el otro, a la articulación de subsunción formal y subsunción real. La tercera, “ley del valor y la condición de asalariado”, se centrará en presentar la ley del valor como clave a partir de la cual comprender el trabajo capitalista como medio fundamental de dominación política.

Esquema de exposición y esquema general de contenidos PDF

SESIÓN 2. Las crisis del capitalismo: aportaciones de Marx y actualizaciones

Fecha: Sábado 30 de enero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponente: José Antonio Zamora
Es investigador en el Instituto de Filosofía del CSIC (Madrid). Pertenece a diferentes organizaciones de base como La Plataforma de lucha contra la exclusión social (Murcia) o Convivir sin racismo (Murcia). Ha trabajado sobre Teoría Crítica, Filosofía política de las migraciones, Antisemitismo y modernidad, etc. Es uno de los editores de Constelaciones: Revista de Teoría Crítica.

Presentación: En las actuales discusiones sobre la crisis se recurre de diversos modos a argumentos que Marx desarrolló en sus diferentes esbozos de la «Critica de la Economía Política» (ley de la caída tendencial de las tasas de beneficio, teoría de la retracción del beneficio, teoría de subconsumo y de las desproporcionalidades). Resulta pues imprescindible comenzar un análisis sobre la crisis actual y las tendencias evolutivas del sistema capitalista recurriendo a Marx y a la reelaboración llevada a cabo por sus seguidores de esos argumentos. Tendremos en cuenta tanto las tendencias evolutivas del modo de producción capitalista y sus posibles límites internos, así como la necesidad de las crisis periódicas como un elemento inmanente a esta formación social. En este horizonte se abordará un análisis de las características específicas de la crisis actual.Documento de trabajo: Aproximación a la crisis actual del capitalismo: su origen y dimensiones PDF

SESIÓN 3. Crítica del Trabajo, Crítica del Valor, Crítica del Capitalismo

Fecha: Sábado 6 de febrero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponente: Álvaro Briales
Es doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, con la tesis titulada El tiempo superfluo: una sociología crítica del desempleo, dedicada al análisis del paro en el Estado español durante el periodo de crisis 2007-2013. Ha participado y participa en diferentes movimientos sociales de la ciudad de Madrid.

Presentación: Enlazando con lo dicho en la charla del 23 de enero, en esta sesión me centraré en explicar tres elementos de la teoría crítica del trabajo y el capitalismo en Marx, principalmente siguiendo el texto de Moishe Postone (“Repensando a Marx”) y señalando las similitudes y contrastes con la interpretación general del grupo Krisis-Exit. La sesión se basará en: 1) principales conceptos; 2) posibles implicaciones políticas para la actualidad; 3) debate, dudas y posibles críticas.

Documento de trabajo: Se propone a los participantes en la sesión que apunten las dudas que les puedan surgir de la lectura del texto.
Postone, Moishe (2005). “Repensando a Marx (en un mundo post-marxista).” Pp. 249-283 en Lo que el trabajo esconde, de VV. AA. Madrid: Traficantes de Sueños. (LINK de descarga)

SESIÓN 4. El género en el capitalismo: la crítica de la escisión del valor de Roswitha Scholz

Fecha: Sábado 13 febrero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponente: Jordi Maiso
Es profesor de filosofía en la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad de Estudios de Teoría Crítica. Sus intereses se centran sobre todo en la teoría crítica y su actualización para el análisis de la sociedad contemporánea. Para ello intenta analizar las transformaciones recientes del capitalismo y de sus formas de socialización, analizando fenómenos como la industria cultural y las dimensiones económicas, psico-sociales y de reproducción que convergen en la actual crisis. Buena parte de sus esfuerzos actuales se dirigen también a introducir en el Estado español la crítica del valor desarrollada por Robert Kurz, Roswitha Scholz o Anselm Jappe.

Documento de trabajo: “El patriarcado productor de mercancías”, Roswitha Scholz http://www.constelaciones-rtc.net/05/05_04.pdf

SESIÓN 5. Una mirada antropológica a la economía: la ruptura del lazo social

Fecha: Sábado 20 de febrero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponente: Paz Moreno Feliu

SESIÓN 6. Una propuesta práctica a debate: la Autonomía Comunal en Euskal Herria

Fecha: 27 de febrero de 2016 a las 10:30
Lugar: Biblioteca Anarquista La Maldita (C/ Las escuelas Nº8)

Ponentes: Colectivos de Autonomía Comunal

Presentación: Para que una alternativa al capitalismo lo sea realmente y no reproduzca su misma lógica social, es imprescindible identificar los elementos fundamentales que lo configuran como sistema social. Consideramos que uno de los elementos cardinales de la lógica social capitalista se refiere a la indiferencia productiva existente entre sus miembros, de la que se derivan el intercambio, el valor abstracto, la mercancía, el dinero, el trabajo asalariado, la dominación de clase y en último término, la falta de control sobre nuestras vidas. Frente a ello, proponemos y llevamos a la práctica un modelo productivo basado en los vínculos de amistad y el cuidado mutuo, al margen de la lógica del intercambio y del mercado, de modo que nos permita tomar el control directo de lo que somos y lo que producimos, y establecer una forma de poder popular autónomo y descentralizado. Denominamos a ese proyecto político como autonomía comunal.

Documento de trabajo: Autonomía Comunal en Euskal Herria http://nahimen.org/onewebmedia/NAHIMEN%20II_Udazkena_2015.pdf (Pp.42-77)

Categorías
Excursos

Concejo en el club de lectura La Libre

Agradecimientos

En primer lugar, agradecer nuestra presencia en este club de lectura, sobre todo porque con ella vemos confirmada, o al menos satisfecha, una de las principales exigencias que nos marcamos como editorial: subordinar la escritura a la comunicación oral. De alguna manera, añoramos emular ese cuento de Eduardo Galeano donde el avión era aquel cacharro que, en el principio de los tiempos, solo permitía a los pasajeros desplazarse desde el punto A hasta el punto B; que fue arrinconado por el automóvil, el cual dejaba a sus ocupantes, al menos, apreciar los paisajes; y él mismo superado por el tren, que facilitó por primera vez, como dijera Agustín García Calvo, que fuera a las personas a quienes las pasaran las cosas en los trayectos; llegando después, en esta poética involución, casi al culmen con la bicicleta, ingenioso artilugio con el que se conseguía devolver a los mapas relieves y fragancias; para que, por fin, en la cúspide del espíritu de la Historia, de su conciencia, tome su sitio el desplazamiento a pie, que seduce al caminante, al viajero, a embobarse con los detalles, a ser él también paisaje.

Con este sentido, el del reencantamiento del mundo, sin realmente saber si a estas alturas del devenir puede llegar a ser deseable un mundo sin literatura, sin letra impresa, sí estamos al menos convencidos de que esta no puede seguir siendo refugio del individuo mezquino y autista en que nos han – hemos – construido.

A semejanza de Galeano, con su restauración del maravilloso dispositivo anatómico del cuerpo humano para el transporte, anhelamos devolver a la palabra su función de lazo social, su capacidad performativa (productiva) de realidad y la figura de hito que representa en el territorio del sentido común.

Conocedores del soporte que ofrecieron las imprentas a la Revolución Francesa, como máquinas de producción de subjetividades, no dejan de inquietarnos las consecuencias desatadas por las llamadas nuevas tecnologías de la comunicación. En un mundo donde ya nadie se mira a los ojos, el deseo como agencia ya no nos acerca al otro, nos remite a uno mismo, al reflejo de la mercancía. Por eso, recular al libro como caja de herramientas, siguiendo a Foucault, puede resultar, en alguna medida, un alivio, una tisana en tiempos de urgencia. Y aun desconociendo la versatilidad de este instrumental grabado en tinta –Benedict Anderson ya nos aclara su importancia radical en el surgimiento del nacionalismo– por el momento nos sentimos con la valentía suficiente para intentar convertir las páginas, las cuartillas, en viveros con que repoblar los imaginarios hoy esquilmados por el capitalismo.

Hay, y con esta última reflexión concluimos este agradecimiento por la invitación a estar esta tarde con vosotros, que restituir a la palabra como dimensión del ser humano, en igual proporción que su silencio, porque solo hilando la relación entre la voz y el silencio lograremos comprender la comunicación como un hecho vivo amplio que nos pone en comunión con el otro. Solo así es posible que el silencio no nos enmudezca.Colocamos el punto final, en este, aunque momentáneo, silencio.

Categorías
Publicaciones

Concejo Nº2, primavera 2015

«…Dos son los textos que componen este segundo Con­cejo, ambos provenientes de una misma pluma y una misma correspondencia. El primero, «Respondiendo a la llamada del cuerno», entra en diálogo con el nú­mero anterior de la revista para hacer sus aportacio­nes en el debate en torno al movimiento del 15M, concretando aspectos y moviendo algún enfoque; en «Carta abierta a la asamblea contra el Fracking de Burgos» –a quien este zaguán está queriendo acom­pañar–, desde una aproximación al mundo comunal, problematiza componentes básicos de esta lucha y tantas otras…»

  • Agotado
  • Gratuita
  • PDF
Categorías
Publicaciones

Concejo Nº1, primavera 2014

Tomando como punto de partida Burgos y su pensamiento crítico, entra en liza Concejo como soporte material con que intentar zafar la reflexión colectiva y autónoma de unos tiempos escritos en clave de autismo y donde casi cualquier gesto está subordinado. A modo de locutorio, recuperando del trastero de la historia la geometría circular del Concejo abierto —corresponsal del mundo en que estaba integrado— se propone la construcción del discurso desde el encuentro, en la confrontación de ideas.

«El 15M contado a los alemanes», contenido principal de este primer número, es un denso análisis de lo que fue —y en alguna medida de lo que queda, es— el movimiento de asambleas en el Estado español. Su post-criptum, «El observador observado», gira la cabeza hacia un aforo, Alemania y su escena política, para entender desde donde parte su mirada. Con el se pretende poner sobre la mesa elementos suficientes que puedan dar pie al matiz, el desacuerdo, la polémica o la sintonía.

  • Agotado
  • Gratuita
  • PDF